PROTOCOLO EN LA MESA ÁRABE

Posted on 21/06/2010

5


Hace unos días celebré junto a mis alumnas del curso de protocolo, la cena de fin de curso en el restaurante libanés “Las mil y una noches” en Madrid.

La elección de ir a cenar este tipo de cocina se debió a un concurso realizado entre las alumnas que consistía en hacer una exposición en clase sobre el protocolo en distintos países del mundo y el alumno con la mejor presentación se encargaría de elegir un restaurante de cocina típica del país. Los países elegidos para las exposiciones fueron Japón, China y Países Árabes y esta última, fue la mejor valorada.

De esta fantástica presentación quiero exponer en este artículo algunas normas del protocolo en la mesa árabe que debemos conocer y aplicar siempre que viajemos a estos países.

–          Antes de asistir a un evento compruebe si su cónyuge está incluido en la invitación ya que los musulmanes más tradicionales no suelen invitar a ambos sexos.

–          Cuando se es invitado a una casa, no deben llevarse regalos para la anfitriona. Tampoco debe llevarse comida, ya que se podría interpretar como que no se espera comer bien. Por el contrario regalos para los niños serán bienvenidos.

–          Al llegar a una casa a las que hemos sido invitados, deberemos saludar. Apriete la mano de todos los presentes de forma individual y acepte cualquier oferta de alimentos o bebidas.

–          Debe lavarse y secarse las manos antes y después de comer.

–          No se debe empezar a comer hasta que el anfitrión le invite a ello. Es una descortesía ponerse a comer sin que le hayan dado permiso para empezar.

–          A la hora de comer, debemos probar un poco de todo lo servido, aunque no nos apetezca. Debemos recordar tomar la comida por el lado del plato más cercano a nosotros.

–          Normalmente se come en un plato común, situado en el centro de la mesa; es habitual utilizar las manos. No está mal visto dejar comida en el plato. Incluso es positivo. Con ello se quiere hacer ver que la comida esta buena y que otra persona la puede tomar. En los restaurantes, dejar comida se interpreta como un signo de riqueza.

 

–          Para comer, beber o tomar cualquier tipo de cubierto o utensilio, deberá utilizar siempre la mano derecha. Recordar que a la mano izquierda se le considera impura.

–          No es correcto soplar sobre una comida caliente o sobre una bebida. Si está demasiado caliente para tomarla, lo adecuado es tomarse el tiempo necesario para que enfríe de forma natural.

–          Si se pide agua, es preferible ver como abren la botella en nuestra presencia.

–          Los musulmanes estrictos no beben alcohol ni comen cerdo. Si no sabe con certeza si su invitado bebe alcohol y usted le invita a un acto social, asegurase de que hay un amplio surtido de bebidas no alcohólicas.

–          No hay sobremesa. La cultura española está acostumbrada a pasar un rato sentados a la mesa hablando aunque ya no quede comida en la mesa. Cuando un árabe termina de comer se levanta y se marcha, tal vez a una estancia cercana a fumar, a ver la tele o a tomar el té, pero no se queda en la mesa

–          Que coma una persona sola, tanto a nivel familiar como en sociedad no está bien visto. Siempre que pueda estar acompañado, no coma solo, es mejor hacerlo en comunidad o grupo.

–          Los restaurantes tienen dos entradas: una para hombres y otra para familias, con estancias separadas.

–          Se debe dejar propinas para los camareros, de entre un 10 y un  15 % del total de la factura.

Anuncios